LA BURLA DE LA “PREVENCIÓN”

Por Camila Álamos Mubarak: militante de Juventud Guevarista – Chile


La semana pasada, el llamado “Foro de seguridad”, espacio virtual dedicado a promover y compartir “tips de prevención” frente a diversos delitos, publicó un artículo que, por decir lo menos, es vulgar y ofensivo. En dicho artículo, que por cierto, no ocupa más de una plana, y por tanto, no abarca el tema con la profundidad que este requiere (no sólo por el espacio mínimo en que se desarrolla, sino también por la pobreza argumentativa), se aconseja a las mujeres sobre cómo evitar ser violentadas sexualmente. Puede, a simple vista, parecer que eso está bien, incluso considerarse como un aporte a esta sociedad en que el peligro inminente de una violación sexual, es tan latente. Sin embargo, a nosotras, como mujeres que analizan más a fondo y se atreven a criticar, no nos queda más que destrozar este burdo decálogo preventivo.

13-Violencia-Genero-Familiar2En primer lugar, aborrecemos el hecho de que la prevención de un ataque sexual esté fijada como una responsabilidad únicamente femenina, aludiendo siempre al cuidado que nosotras debemos tener para así evitar pasar por ese horrendo trauma. En estos casos, la prevención no puede ser entendida como una medida circunstancial que nos ayude a disminuir el riesgo de una violación, pues en un asunto tan delicado como el respeto hacia hombres y mujeres en igualdad de condiciones, no podemos instruir desde lo preventivo, sino desde la más temprana educación a nuestros niños y niñas. Mientras los roles que hombre y mujer cumplen en la sociedad no sean cuestionados y transformados, poco y nada sirve inculcar medidas preventivas en torno a este y a tantos otros temas. Mientras niños y niñas sigan creciendo frente a un bombardeo mediático que indica que la mujer debe ser estéticamente perfecta, con atributos sexuales que salten a la vista para el deleite de los machos, estas ideas seguirán arraigadas en el conjunto de la sociedad.

La escritura y difusión de artículos de este tipo, que promueven “consejos” para evitar una violación, es altamente riesgosa, pues además de inútiles, estos artículos son profundamente desorientadores para quien los lea: nos distraen del verdadero foco, de la raíz del problema. Por lo demás, cualquier mujer, cualquier niña en una situación más bien vulnerable, podría incluso sentir que en caso de ser violada, fue por su propia irresponsabilidad de no saber resguardarse. Muchas veces, por cierto, al ocurrir violaciones o situaciones de abuso y acoso sexual, tanto hombres y mujeres culpan a la víctima por haber provocado a su agresor. Es irrisorio que existan entidades institucionales, de seguridad, políticas y religiosas que sigan promoviendo estas ideas tan erradas y reproduciendo en la sociedad este pensamiento plagado de ignorancia y tinte patriarcal.

Por ejemplo, si en este vergonzoso listado de consejos, se dice que “1) La primera cosa que ellos observan en una víctima potencial es el peinado. Es más probable que ellos ataquen una mujer con un peinado tipo cola de caballo, trenzado o cualquier otro peinado que sea posible tironear más fácilmente. Es probable también que ataquen mujeres con cabellos largos. Las mujeres con cabellos cortos no son blancos comunes”, una mujer violentada sexualmente, podría perfectamente atribuirse a sí misma la culpabilidad del hecho, por haber tenido un peinado específico, o haber lucido ropa que la hiciera ver atractiva. Entendamos que este tipo de opiniones generan un daño tremendo a las mujeres, pues las convence de que deben vestirse y actuar de una forma que no es la que ellas eligen, sino la que un potencial violador podría pasar por alto, y de esa forma, ella no correrá el peligro de sufrir ese ataque. Si es violada, por ende, se da a entender que ella se lo buscó, al no comportarse adecuadamente con el fin de evitar esa provocación.

Es alarmante que al querer investigar sobre este tema en internet, los buscadores nos den como respuesta una serie de links que indican “pasos a seguir” para que no seamos víctimas de una violación. No es broma, estamos virtualmente rodeados de  “Guías prácticas” y “Tips fundamentales para evitar violaciones”, que lo único que hacen es naturalizar aún más esta aberrante situación, proponiendo consejos como si se tratase de prevenir un resfrío, como si existiera alguna indicación que librara a la mujer de ser vista como una cosa, como un objeto que puede ser mirado y atacado con el fin de proporcionar el goce ajeno. Lo hemos dicho antes, y lo seguiremos diciendo hasta el cansancio: no estamos en el mundo para representar un papel secundario, no somos seres humanos de ornamento ni herramientas de deleite para nadie. Somos mujeres, somos personas igualmente valiosas, aunque por siglos y siglos se nos ha relegado a la sumisión y al silencio, no seguiremos esa pauta sexista y patriarcal que nos supone débiles.

No haremos caso a estos absurdos comunicacionales, y lucharemos con nuestras ideas, para ganarle el terreno a esos medios de comunicación que no hacen más que reproducir un modelo de pensamiento liberal y de opresión a la mujer. Las lógicas patriarcales nos llevan la delantera, y lo hacen con creces, lo sabemos. Pero eso no significa que nos quedaremos de brazos cruzados, soportando las burlas y abusos diarios hacia nuestro género. Luchamos claro, en contra de toda injusticia hacia nuestros hermanos y compañeros de la clase, y entendemos que nuestra ardua pelea por el respeto y la emancipación de la mujer, va inserta en la lucha contra el capitalismo. Nuestro grito es de alarma, de denuncia, de defensa y de transformación, pero transformación profunda, desde la cuna de nuestros niños y niñas, que deben crecer sabiendo que hombres y mujeres, somos seres humanos igualmente dignos, que ninguno está para servirle al otro en ningún sentido, sino para avanzar juntos.

No existe ningún manual que pueda ayudarnos a no ser violentadas, ni física, ni sexual, ni sicológicamente, porque esta sociedad en su conjunto, lo hace a diario. Sin embargo, podemos seguir trabajando para arremeter contra estas lógicas, y para ello no requerimos de artículos tan irónicos que nos instruyan sobre cómo evitar lo que, por estos días, parece inevitable. La única manera de construir una sociedad mejor en que no debamos caminar con miedo y desconfianza, es educar, es empapar a nuestra infancia de consciencia y respeto. Debemos enseñarles que nadie es dueño del otro, que no debe existir cabida a situaciones tan terribles como el pretender apropiarse del cuerpo de otro ser humano con la finalidad de satisfacer un deseo individual. Debemos enseñarles que no crecen solos, educarlos para respetar a los otros, para respetarse a sí mismos, y para hacerse respetar por quienes los oprimen. Esta labor, por supuesto, no compete únicamente a la mujer, sino también a nuestros compañeros, pues la consciencia es una responsabilidad que ha de transmitirse colectivamente y sin distinción de género.

Si existen artículos de tan baja categoría, altamente ofensivos y perjudiciales a la mujer, tergiversadores de la raíz del problema, seamos pues la contraparte. Utilicemos nuestra inteligencia para alzar la crítica, evitemos que este tipo de burlas sigan siendo disfrazadas de prevención, de ayuda a la mujer, pues son precisamente todo lo contrario. Ataquemos la naturalización que la sociedad otorga a estos temas, establezcamos que es imposible protegernos del machismo y su violencia por medio de instructivos que más bien parecen un mal chiste. Manifestémonos, porque no somos cosas, sino mujeres que piensan, que sienten y que luchan. Repudiemos no tan solo a quienes nos violentan sexualmente, sino a todo el sistema que los ampara, a todos quienes nos responsabilizan por los ataques. Irritémonos, pero démosle a nuestra rabia un contenido profundo, seamos feministas de la clase trabajadora, luchemos por nuestra emancipación desde todos los frentes: este, el de las ideas, es un buen punto de partida.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s